Antes de empezar la restauración se estudiaron los materiales existentes, los restos in situ, testimonios orales y unos dibujos felizmente conservados que realizó a finales de los años setenta Doña Mariví Tavío, y que fueron generosamente cedidos al ayuntamiento y a nuestro estudio para trabajar con ellos.

Gracias a estos dibujos se pudo confirmar la disposición de la casa y detalles concretos del balcón del granero y del patio, ya que desgraciadamente no se conservaba en el archivo municipal en ese momento ninguna fotografía, o no había podido ser localizada.

La única imagen de la que disponíamos era una panorámica de San Miguel procedente de la fotocopia de un libro sobre San Miguel, desde Tamaide en la que la casa es bien visible, pero de la parte que sobrevivió al incendio… En ella destacaba la chimenea, elemento significativo de la construcción que también queda reflejado en los dibujos mencionados.

Se trabajó con esta información para elaborar nuevos dibujos, que dieran idea de la morfología de la casa antes del incendio, y que reproducimos a continuación:

Es importante reseñar que en ese momento no estaban disponibles para su consulta las fotos aéreas de fecha anterior al incendio, y que se consiguieron con posterioridad a la realización de los trabajos.

Dada la imposibilidad de reconstruir la perdida ala este se optó por completar el patio pero sin las habitaciones que se encontraban en dicha zona y adaptándose a la presente realidad urbanística.

El criterio que se siguió fue el de conservar todo lo posible, lo que no se hace casi nunca en España, ya que los edificios históricos se consideran un potencial cascarón que puede ser destripado en su totalidad sin excesivos problemas, primando solo su aspecto exterior y su implantación urbanística, sin importar la disposición interior, los espacios, las escaleras y cualquier otro elemento del mismo.

En el extranjero las reformas tienen un trabajo previo de estudio, llegando a tomarse muestras y catas de la pintura de las paredes y carpinterías, documentando todos los restos y las modificaciones realizadas en el edificio a lo largo de su historia y no se permite bajo ningún concepto la manipulación de los elementos originales internos de la construcción, mucho menos su total evisceración. Ejemplos de esta taxidermia edilicia son frecuentes en la isla y no necesitan citarse aquí.

En nuestro caso se trató desde el principio de seguir ese criterio y se conservó y mantuvo todo lo posible, incluso cosas que nadie habría conservado como por ejemplo los restos de pintura con plantilla sobre la puerta sur del patio, o las vigas carbonizadas del granero.

Pero eso lo veremos en los trabajos…

Restauración de la Casa del Capitán (Índice)

The following two tabs change content below.

Jaime Saz

Administrador at Sarovi Arquitectura SL
Además de ser uno de los fundadores de sarovi arquitectura y trabajar en el desarrollo de los proyectos que hacemos en nuestro estudio, soy el administrador de todo esto, programador de software y lector compulsivo de novelas policiacas.

Latest posts by Jaime Saz (see all)